UN PASEO POR LA IMAGINACIÓN ASILVESTRADA

martes, 18 de septiembre de 2018

EN ESTOS TIEMPOS

Ahora que tocan las campanas a difuntos
En estos tiempos en que se venden bombas inteligentes
Para matar con mayor precisión a niños, mujeres, hombres
y a todo ser viviente que ose respirar
Un gobierno de traje y corbata
Un corazón sucio
Unas manos llenas de sangre
Servidores de lo impúdico
y de la inmundicia
Las llamas del averno nos quemó los ojos
Ciegos de por vida
Sin ver el horror que asesinó a la belleza
El decorado quedó limpio y bien ordenado
Los subyugados deben conservarlo
Otros se lo llevan crudo
No hay gotas de sudor
en el despacho oficial
Eso sí
Un maloliente olor a avaricia y a vil cinismo
se respira en esos lares
Vetados
Pero esperando a ser derribados
Por el bien de la humanidad
de nuestra inhumana condición
Del ser no queda ni la locura
Sólo la razón de lo civilizado
Envenenar los ríos
Arrasar la tierra
Mercantilizar tus órganos vitales
Ser carne de cañón de la economía criminal
Asegurarte tu jubilación inexistente
Puliendo el carro de combate que nos ha de matar
Exiliados del sistema
El hambre se nos merendó
Obreros de la ideología dominante
La comunidad en declive os acogerá en sus cementerios

lunes, 17 de septiembre de 2018

UNA MELODÍA DISTINTA

No había luz en sus ojos
Sólo oscuridad
eterna y tenebrosa
Nadie lo quiso ver
Y año tras año se repetía el cuento
Con otros nombres
Con otros hombres
Grises y con el mismo traje de soga en el cuello
El sirviente más precario y olvidado
Deposita la fe en un gobernante
Construirá alegre su dorada jaula
La mansedumbre del gobernado
Distintas palabras pronunciadas
El mismo fin alcanzado
La vida transita formando esclavos
Todo cabe en una urna
Menos el capitalismo que dirige la fiesta
Dueña y tirana de la misma
Alzamos la pancarta del engaño
Cabezas agachadas
Mensaje de teléfono móvil enviado
Allí quedó nuestra difunta rebelión
Gritamos ¡Viva las cadenas!
Sin abrir la boca
La música que suena es horrible
mas nadie deja de bailar
Con lo fácil que sería
Decir adiós y cambiar de melodía

viernes, 14 de septiembre de 2018

TRAS UN IMPOSIBLE

Corro detrás de un imposible
Desaparece el suelo ante mis pies
No hay caída para el infinito
Se irá la utopía
con la muerte inevitable
Pido un camino para los apátridas
donde encuentren refugio en algún naufragio
Un corazón en este lugar sin alma
Voy dando tumbos con la cabeza en ebullición
Si no fuera por la bala de la imaginación
Cualquier cuerda sería válida
para fabricar sogas
y plantar árboles en algún solar calcinado
Todas las calles transitadas
son un mismo centro de venta y especulación
En las venas de la carretera
que se estrellan en mi calle
No corre sangre humana
Sólo deposiciones de hipocresía y vanidad mal disimulada
La dignidad murió ante la ignominia y la sumisión
O, tal vez, no
Somos lucha en estado de reposo permanente
Te dije que no iba a fallecer en este hogar en medio de la nada
Y todo fue pura superchería
Ya estoy muerto
Sólo falta que la de la guadaña
señale el día de mi defunción
Así que me quedo suspendido en el vacío
entre estas cuatro paredes
Abrázame para que no caiga
Y espera a que despierte
Para ver la esperanza reflejada en tus pupilas

miércoles, 12 de septiembre de 2018

UN MAL RAYO NOS PARTA

Me largo
Me marcho
Me voy
Pero me quedo aquí
Sin moverme ni un milímetro
Tal vez esperando un mal rayo que nos parta
Dejo lo de mañana para siempre y un jamás
Cansado de oír tantas mentiras
Decidí ser sordo de vocación y profesión
Lo dicho
Nos decimos adiós
Para reencontrarnos un parpadeo después
Cuántos millones de seres humanos no pueden ni dar un paso
Sin que los maten
Los aniquilarán igual
Viven en el infierno aquí en la tierra como en el cielo
Donde reina la mentira hecha Biblia, Corán o Talmud
Cuántos niños se despiertan ciegos
Sólo humo gris ven sus ojos
Un llanto eterno
Un grito desgarrador
Y muertos y más muertos a su alrededor
Tan cerca y tan lejos del Yemen
Aquí se fabrican las bombas
Allí se las tiran la grey criminal
del reino sanguinario de los sauditas
Cuántas almas acorraladas
no pueden huir
Y gritar la verdad
Que es la vergüenza que nos aprisiona

viernes, 7 de septiembre de 2018

AMANECE

Amanece un día gris
Amanece un cielo plagado de lluvia
mas en el suelo yermo no cae ni una mísera gota de agua
Amanece el llanto del desheredado
Amanece el hambre del hambriento
Amanece negra la mañana
y el viento nos trae aire de ceniza
El poderoso aumenta su gracia y sus riquezas
El pobre se hunde en la desgracia y la miseria
Amanece muerta la revolución pendiente
Amanece la sumisión y su bandera la servidumbre
Amanece oscuro el Sol naciente
Pétrea es la mirada de la gente que va y viene
Hoy se despide el lugar que nos vio pasar
Queremos poner punto y final al dolor compartido
Pero eternamente nos devuelve la tiniebla su punto y seguido
Y sigue andando en círculos
el hombre de la máscara
que acompaña nuestras angustias
Amanece en el cementerio de las esperanzas perdidas
Y descubrimos que nada es como debería ser

jueves, 6 de septiembre de 2018

NIEBLA

Niebla
Nos adentramos en ella
Caminamos sin saber adonde vamos
Caemos montaña abajo
Heridos por el cortante filo de rocas peladas
Que nos dan la bienvenida
Sangrante destino
En vez de clavarle una estaca al explotador
Vamos a una clase de autoayuda
de un chamán que te lee las cartas marcadas
o te rebuzna algo sobre constelaciones familiares
Pura farsa y estafa al alma sometida
Desean tu cartera y tu beata sonrisa
Adorar la servidumbre impuesta
Una sonrisa al destino canalla
Pon la otra mejilla y las posaderas también
Sé un feliz subalterno y ve a tu clase de gestalt
Cuánta basura cubre los corazones
Ya inertes
No pueden bombear tanta mierda acumulada
La orden llegó de arriba
No fui más que un fiel servidor
Por un sueldo que aumenta el hambre
Por un tiempo hurtado a la vida
El sindicato de la demolición y la sublevación
Aún está por construir
Construir, derribar y huir
de este putrefacto mundo en descomposición

lunes, 3 de septiembre de 2018

A LA ORILLA DEL RÍO

A la orilla del río
Nos dejamos el recuerdo y el alma
Ya no volveremos tras los pasos abandonados
El tiempo inmisericorde nunca vuelve
Hoy el llanto cubre las mejillas
El duro presente golpea fuerte
Nuestro amigo cantor nos abandonó
Un siniestro silencio acompaña las mañanas
Te supliqué con la mirada un minuto más
Dejar en espera el retorno
La ceguedad estampó su firma asesina
No fue posible
Porque tal vez todo es imposible
hasta los deseos más accesibles
Invisible
Vuelvo al rastrojo del quehacer diario
Me precipito
Hacia el abismo
de una existencia ahogada en el mar del olvido


martes, 31 de julio de 2018

DESCENSO

No hay luz en tus ojos
Será que no ves
más que la muerte
que se apoderó de tu corazón
En tu descenso
Abrázame
antes de que caigamos
y acabemos partidos en dos
Alejados
en distintos infiernos
pero abrasados en un mismo fuego

ENEMIGO

¡Aléjate!
del tormento de los que no te quieren ni ver
No busques venganza
más allá de la indiferencia
O de un deseo sano y constructivo
En una muerte lenta y cruel para ellos
Los enemigos que pueblan tus ojos
Todos tenemos uno, dos o cientos
El de la puñalada en la espalda
El delator de los secretos
El infiel amigo amante de tus barrancos
Pero pobre de nosotros
Si no queda ni un amigo entre tanto desvarío
Rodeado de espinas
Ausencia de rosas
La senda del anacoreta
Parloteando con los perros
Huyendo a otros puertos imaginarios
Donde preparar un buen plan de muerte y aniquilación
para los que no dejaron
que saliera el Sol en tu mirada cálida y azul

viernes, 27 de julio de 2018

¿Y AHORA QUÉ?

¿Y ahora qué?
Después de tanto errar por un mundo al revés
Ser náufrago en medio del océano
Ser ala rota surcando los cielos
Ser tobillo fracturado huyendo del enemigo
Ya nadie espera nada de nosotros
Sólo nos queda un último intento de quebrar al viento
Apostar lo imposible por la nada para abarcar el todo
Ahora que la vida cabe en un segundo
Sólo queda la limosna que quieras darme
con tal de mantener sonrisas en el escenario
Se dieron por vencidos
Los pasos que fueron a ninguna parte
creyendo que el destino era una casa sumergida en el caos
Me di de bruces con el estrépito de la avaricia
La que devoró a la humanidad
Sólo queda partir al amanecer
Y coger cualquier camino
que no siga nuestras huellas de fracaso y perdición